Sex Positivity en las nuevas generaciones

A lo largo del tiempo, gracias al mundo y las sociedades que lo comprenden, los enfoques que se le dan a las actividades o temas sexuales han cambiado de manera constante y drástica, modificando la influencia que pueden llegar a tener estos hoy en día.

Factores como el acceso a la información y educación, juegan un papel primordial en la percepción que construye una persona acerca de este tipo de temas. Desde luego, algo tan natural y humano, como lo es el acto sexual, debió ser normalizado desde el inicio de la convivencia del ser humano en la sociedad, pero ese es un tema del que se podrá hablar en otra ocasión.

Gracias a las nuevas generaciones, que crecieron en un contexto social que les proporcionó herramientas de información para educarse y crear criterios propios y fundamentados, la práctica del Sex Positivity como lema es algo real en la actualidad.

¿Qué es el Sex Positivity?

El Sex Positivity nace de la comunicación sincera, íntima y personal. No se trata de hacer que todo, todos y todo momento esté relacionado con tópicos sexuales, que es la información que se suele difundir acerca de este tema, sino que se enfoca en la comunicación transparente de una pareja al hablar, expresar y explorar sus pensamientos sexuales. Va desde la pequeña conversación, donde se trazan los límites o no límites de una noche de actividad sexual, hasta la exploración sin pudor de experiencias pasadas.

Aunque la comunicación sin prejuicios con la pareja es crucial, la positividad sexual va más allá de las conversaciones en las relaciones sexuales.

También puede formar parte de la comunicación entre los niños y las familias cuando crecen, o entre los profesores y los alumnos en la escuela, para desestigmatizar la masturbación o para dar a los jóvenes el espacio para hacer preguntas cuando quieran explorar su sexualidad con una pareja.

La capacidad de entablar estas conversaciones sin vergüenza ni tabúes es esencial para el placer sexual, pero también lo es para comprender la seguridad y el consentimiento. El hablar de sexo elimina su mística y garantiza que los jóvenes conozcan sus derechos.

Practicar la conversación sobre el sexo como parte de la positividad sexual, también es importante para evitar hacer suposiciones sobre cómo alguien quiere tener sexo o con quién. Significa alejarse de las suposiciones hetero-normativas y basadas en la monogamia y, en su lugar, trabajar para comprender nuestros propios deseos y los de los demás abiertamente y sin presunción.

Hay una gran variedad de preferencias y prácticas sexuales: todos somos un poco diferentes. Ser positivo en el sexo consiste en aceptar y aprender sobre esa diversidad para abordar el sexo con una conciencia matizada de la identidad sexual multifacética y fluida de todos.

Esto incluye no juzgar y aceptar las prácticas sexuales que se consideran desviadas de la norma. También, significa reconocer que algunas personas pueden no querer practicar el sexo o desear límites específicos para ello.

Es importante reconocer y validar a las personas asexuales o demisexuales, por ejemplo. Aunque el sexo es sano y “normal”, no es una parte necesaria de una vida sana y normal. La positividad sexual consiste en aceptar todo el espectro de la sexualidad, aplicada a todas las edades. En el caso de los niños, las preguntas sobre el sexo y la sexualidad surgen de la curiosidad.

El impacto de este tipo de “culturas” y estilos de vida en la comunidad latina, varía dependiendo del país, el estrato social y la edad de la persona. Por eso, es importante hablar de las generaciones y en cómo estas han aceptado de manera consciente o inconsciente este tipo de filosofía.

Si el Sex Positivity significa no juzgar nunca, y por el contrario hacer preguntas para entender las perspectivas y experiencias de otras personas y estar abierto a aprender de ellas, conlleva un fuerte contraste a las actitudes de generaciones anteriores.

El conversar de este tipo de tópicos con personas que pertenecen a la Generación Millenial o a la Generación Z no supone mayor problema. Esto se debe especialmente a que todos crecieron en un contexto social donde tenían más acceso a información, y un mundo del entretenimiento mucho más “normalizado” al momento de abordar este tipo de temas.

Con demasiada frecuencia, la curiosidad que tenemos en torno al sexo y a nuestros propios deseos sexuales se enmarca como algo negativo o tabú, ocultando el tema con sentimientos de vergüenza.

Interpretar esta curiosidad a través de la positividad sexual la re-imagina y desmantela el marco opresivo del tabú y el juicio, creando en su lugar un espacio para la comunicación y la exploración abierta.

En última instancia, la positividad sexual consiste en no juzgar, comunicar abiertamente y reducir la vergüenza en torno a la sexualidad en sus múltiples formas. Y en países como México, esto se encuentra cada vez más presente en las interacciones cotidianas de los ciudadanos.

Para un Millenial, la sexualidad es algo que conoce, interpreta y entiende gracias a lo que percibió en su crecimiento. Sin embargo, la capacidad de deconstrucción y aprendizaje que tienen es muy alta, pudiendo adaptarse a nuevas estándares más naturales y actuales.

En el caso de la Generación Z, ha ayudado enormemente a la naturalización de la sexualidad, y a mejorar la positividad con la que se encara todo lo relacionado a ésta. Son los principales colaboradores del Sex Positivity, y el mejor ejemplo de cómo es que este funciona.

La investigación ha demostrado que la negatividad sexual y las narrativas orientadas a la vergüenza se han relacionado con problemas sociales como la homofobia, el sexismo, el racismo y las lagunas en la educación sexual.

La positividad sexual puede desafiar esto, evitando los estereotipos y el lenguaje deshumanizado que puede impedir que las personas tengan conversaciones importantes sobre el consentimiento, el placer y la salud sexual.

La positividad sexual no consiste en gritar historias de sexo o en pensar siempre que el sexo es estupendo; al contrario, la positividad sexual radica en que tú y los tuyos comprendan y abracen su propia sexualidad.

No te sientas intimidado por buscar información acerca de la vida sexual y todo lo que tenga que ver con ella. En SinPudor, encontrarás blogs como este, que harán que quieras conocerte y entenderte sexualmente. También, contamos con los mejores juguetes para que disfrutes de tu salud sexual al máximo. ¡Visita nuestra tienda en línea!